La deuda pública en México podría crecer a fin de año: especialistas

Analistas proyectan que a fines del 2020, la deuda pública represente por lo menos el 58% del PIB
Imagen: Especial

La caída de la actividad económica, la merma en los recursos públicos y el alza del dólar frente al peso supusieron que la deuda pública en México de enero a mayo se elevará. Distintas instituciones financieras proyectan que esta deuda sea mayor al 58% del Producto Interno Bruto (PIB) a fines de 2020.

Mientras que Finamex proyecta que la deuda pública como porcentaje del PIB llegue a un 58%, el Bank of America espera que alcance el 60%. Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indica que esta cifra alcanzó el 45.5% como porcentaje del PIB a fines de 2019.

El portal Expansión realizó una entrevista a Jessica Roldán, directora de Análisis Económico en Finamex Casa de Bolsa. Ella refirió que la deuda pública podría aumentar, incluso bajo el supuesto de que el gobierno federal no contrate deuda. Así, explica:

“Una de las cosas que ha estado pasando es que el gobierno federal ha estado anunciando que en lugar de recurrir a financiamiento, va a recurrir al uso de recursos de fideicomisos, de manera contable, el monto al que se está recurriendo para financiar todos estos choques está aumentando, y por eso aumenta el déficit que se está viendo”, afirmó la especialista.

El mismo portal entrevistó a Pedro López Elías, presidente y socio fundador de López Elías Finanzas Públicas, quien señala que la ralentización de la actividad económica repercute sobre la recaudación, y esto a su vez afecta al reparto de dinero público, y en especial, inversiones que pudieran reactivar la economía y la creación de empleo. Añadió:

“Al tener un PIB más pequeño e ingresos insuficientes para alentar tu economía, tu deuda subirá, será mayor a tus ingresos, aunque no contrates nuevos financiamientos”.

Por último, el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) estima que caigan los recursos públicos por 317, 775 millones de pesos. Esto implicaría requerir un financiamiento de 93, 200 millones de pesos, lo que se traduce en un déficit primario de -0.4% del PIB.