Desperdicio global de alimentos anualmente asciende a 400 mmdd: ONU

Cuando tu mamá te decía “comete todas las tripas” o “el hígado te hace bien”, “la comida no se desperdicia”, “hay niños que ya quisieran comer lo que tú tienes”,...
Se desperdicia hasta 37% de la comida que compra la gente, carne, frutas y verduras, explica la ONU (Imagen: Especial)

Cuando tu mamá te decía “comete todas las tripas” o “el hígado te hace bien”, “la comida no se desperdicia”, “hay niños que ya quisieran comer lo que tú tienes”, que razón tenían, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el mundo pierde alrededor de 400 mil millones de dólares anualmente en alimentos incluso antes de ser entregados en mercados o supermercados.

Para que te des una idea, alrededor del 14% de todos los alimentos producidos se pierden anualmente, y Asia central y meridional, América del Norte y Europa representan las mayores zonas donde ocurre, precisa la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en un informe, citando los últimos datos a partir de 2016.

Una quinta parte de las frutas y verduras pueden desperdiciarse después de comprarlos (Imagen: Especial)

Aunque parezca broma, este organismo recomienda para reducir esta cifra se debe “mejorar la infraestructura con congeladores que sirvan, eso ayudarían a reducir las pérdidas, pero, también se necesitan datos más detallados sobre la cadena de suministro para abordar el problema”, explica Bloomberg.

¿Desperdicio de alimentos cómo afecta?

El desperdicio de alimentos está atrayendo un mayor escrutinio debido a la contribución a las emisiones de gases de efecto invernadero y dado que se estima que más de 820 millones de personas pasan hambre cada día. Los líderes mundiales se han comprometido a tratar de reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos a nivel minorista y de consumo para 2030 y reducir las pérdidas de producción de alimentos. Las empresas también están tratando de mejorar la eficiencia en la industria alimentaria.

La pérdida de alimentos implica una presión innecesaria sobre el medio ambiente y los recursos naturales que se han utilizado para producirlos en primer lugar. Básicamente significa que se han desperdiciado recursos de tierra y agua, se ha creado contaminación y se han emitido gases de efecto invernadero sin ningún propósito”, dijo Qu Dongyu, director general de la FAO con sede en Roma.

Los consumidores también desperdician grandes cantidades. Según la FAO, hasta 37% de los productos animales y potencialmente una quinta parte de las frutas y verduras pueden desperdiciarse después de comprarlos. Las naciones ricas tienen niveles más altos de desperdicio debido a la vida útil limitada o la mala planificación del consumidor, mientras que los países más pobres suelen lidiar con problemas climáticos y de infraestructura.

Reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos en el mundo es un desafío (Imagen: Especial)

La reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos en el mundo es un desafío porque se necesita más información para tomar medidas efectivas, dijo la FAO. Aun así, el almacenamiento en frío adecuado en particular puede ser crucial, así como una buena infraestructura y logística comercial. Se ha encontrado que aumentar la productividad de la granja a través de la investigación y el desarrollo es más rentable que frenar las pérdidas posteriores a la cosecha, dijo.

Publicidad