¿Cualés son las funciones del IFT, la Cofece y la CRE?

Estos órganos autonómos se encargan de regular diferentes sectores de la economía
Imagen: Especial

Recientemente, el senador de Morena, Ricardo Monreal, propuso fusionar el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en un sólo órgano, denomiado Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar. Estas dependencias son órganos autónomos que se encargan de regular y vigilar diferentes sectores de la economía, pero ¿sabes cuáles son sus funciones?

IFT

Imagen: Especial

Empecemos con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). De acuerdo con los propios estatus de esta instancia, el IFT es “una autoridad reguladora y de competencia independiente, eficaz y transparente, que contribuye al desarrollo de las telecomunicaciones y la radiodifusión, al avance de la sociedad de la información y del conocimiento en nuestro país, así como al mejoramiento de la calidad de vida y las oportunidades de desarrollo para todos los mexicanos”. Fue creado en el marco de la Reforma en Telecomunicaciones, por allá del 2013.

El IFT se encarga de regular y vigilar el mercado de las telecomunicaciones y la radiodifusión en el país. Entre otras cosas supervisando que existan buenas condiciones para la competencia en este mercado y para el desarollo de la infraestructura necesaria para el otorgamiento de estos servicios. Además, también busca promover el acceso a las tecnologías asociadas a esta clase de servicios, los cuales ya se han vuelto fundamentales para el funcionamiento de la sociedad moderna, pero que todavía no han logrado extenderse a todas las personas.

Cofece

Imagen: Especial

De acuerdo con información de la Comisión Federal de Competencia Económica, esta dependencia tiene “la responsabilidad de vigilar, promover y garantizar la competencia y libre concurrencia en el país, para que los mercados funcionen eficientemente, en favor de los consumidores”. En otras palabras, es el órgano que se encarga de evitar que en los mercados se produzcan prácticas monopólicas o que deslealmente afecten a los competidores y, por ende, indirectamente también a los consumidores.

La idea detrás de esta Comisión es que, si se logra que se generen las condiciones para la libre competencia dentro de los mercados, entonces se crean beneficios económicos importantes, como la innovación y el abaratamiento de los precios. La Cofece es el principal órgano que diseña y promueve políticas públicas encaminadas a que los mercados operen conforme reglas claras y que promuevan a que los competidores se ganen el favor de los consumidores.

Esta fue otra institución creada en el marco de las Reformas Estructurales en el 2013. Entre sus funciones, además de cerciorarse de que se cumpla la libre competencia, están las de regular el acceso a insumos esencialesy también investigar y sancionar prácticas monopólicas a través de multas.

CRE

Imagen: Especial

Como su nombre lo indica, la Comisión Reguladora de Energía se encarga de supervisar los mercados energéticos del país, principalmente de hidrocarburos, gas y eléctrico. De acuerdo con información del propio Gobierno, la CRE “fomentará el desarrollo eficiente de la industria, promoverá la competencia en el sector, protegerá los intereses de los usuarios, propiciará una adecuada cobertura nacional y atenderá a la confiabilidad, estabilidad y seguridad en el suministro y la prestación de los servicios”. En ese sentido, la CRE, así como la IFT y la Cofece, también es un órgano regulador de mercado, pero para el sector energético.

La CRE fue creada en 1993, aunque fue hasta 1995 que se convirtió en un órgano descentralizado de la Secretaría de Energía, volviéndose completamente autónomo. Además de promover un entorno adecuado para que el mercado de los energéticos opere en el país, la Comisión Reguladora de Energía también participa en la determinación de las tarifas del servicio eléctrico, en la vigilancia del transporte, conducción y distribución de energéticos e incluso en los procesos de almacenamiento de hidrocarburos.