ANUNCIO

¿Cuál fue el legado económico del ex presidente Luis Echeverría?

Promovía la austeridad en el gobierno mientras gastaba a manos llenas, creó el Infonavit y el Conacyt, se decía admirador de Lázaro Cárdenas y expropió más de mil empresas: ¿qué tanto sabes del gobierno de Echeverría?
Creó el Infonavit y el Conacyt, se decía admirador de Lázaro Cárdenas y expropió más de mil empresas: ¿qué tanto sabes del gobierno de Luis Echeverría?
Fuente: Especial

Este sábado falleció Luis Echeverría Álvarez, quien fue presidente de México entre 1970 y 1976. ¿En qué consistió su legado económico? Te contamos.

Cuando Echeverría sucedió en la presidencia a Gustavo Díaz Ordaz, heredó una política de estabilidad macroeconómica conocida como el Desarrollo Estabilizador, junto al célebre secretario de Hacienda, Hugo B. Margáin.

En el gobierno de Echeverría, no había límites al gasto público, ni autonomía para el Banco de México, por lo que el gobierno tenía la facultad para emitir dinero a placer para financiarse, ocasionando inflaciones de doble dígito. Además, existía un mayor margen para gobernar por decreto, y los seguidores del régimen pensaban que la realidad se podía modificar por ley.

Creó el Infonavit y el Conacyt, se decía admirador de Lázaro Cárdenas y expropió más de mil empresas: ¿qué tanto sabes del gobierno de Luis Echeverría?

Echeverría recibiendo el bastón de mando indígena || Fuente: Especial

El presidente declaró que se había terminado el gobierno “para los riquillos”, y se propuso beneficiar a las clases populares, con una política que denominó como “Desarrollo compartido”. Echeverría se asumió como el continuador político de la obra de Lázaro Cárdenas, y actuó en consecuencia. También se decía juarista y promovía en sus palabras la austeridad en el gobierno, sirviendo agua de jamaica en vez de vinos en las reuniones oficiales, mostrándose en guayabera, e intentando relajar su imagen.

En los hechos, esta política implicó una denuncia de Margáin contra el presidente, pues el gasto público sin control, la deuda externa e interna, las obras públicas sin planificación, los programas clientelares en los que repartió dinero público, o las políticas públicas que no consideraban las consecuencias futuras, le llevaron a presentar su renuncia en 1973.

Sin embargo, entre 1973 y 1974, la guerra del Yom Kippur elevó los precios del petróleo, que llevó el precio del barril de petróleo de 2.90 a los 11.90 dólares. Con el nuevo secretario de Hacienda, José López Portillo, al frente, continuó la espiral de gasto público fuera de control.

Creó el Infonavit y el Conacyt, se decía admirador de Lázaro Cárdenas y expropió más de mil empresas: ¿qué tanto sabes del gobierno de Luis Echeverría?

Echeverría, igual que los priístas, retoma la historia a modo de Reyes Heroles y reivindicó a Juárez || Fuente: Cuartoscuro

El proyecto continuó durante el sexenio de López Portillo, a diferencia que las consecuencias del gasto público y el endeudamiento a manos llenas llegaron a su fin cuando la Reserva Federal elevó la tasa de interés en 1982, para combatir la inflación, llevando a muchos países latinoamericanos a caer en impago de su deuda externa y que los arrastró a crisis financieras severas.

Políticas específicas del presidente Echeverría

Creación del Instituto Mexicano del Comercio Exterior (IMCE)

Este instituto, creado en 1971 tenía como objetivo promover desde el gobierno exl comercio de productos mexicanos en el extranjero. Al terminar el gobierno, terminaron las exportaciones, cesó el apoyo oficial, y en 1985 se decretó su extinción.

Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)

Este instituto, que aún existe, ofrece becas gubernamentales a jóvenes para estudiar en el extranjero. Su objetivo era desarrollar tecnología que fuera comercializada por los adscritos al IMCE. Sin embargo, se acusó falta de transparencia, asignación de recursos a los allegados del poder, que se aprovechó para hacer turismo, o que los estudiantes se quedaban en los países a donde fueron a estudiar.

Creó el Infonavit y el Conacyt, se decía admirador de Lázaro Cárdenas y expropió más de mil empresas: ¿qué tanto sabes del gobierno de Luis Echeverría?

Echeverría junto al presidente chileno Salvador Allende || Fuente: Cuartoscuro

Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit)

Este instituto, fundado en 1972, surge de la iniciativa de Echeverría para cumplir el artículo 123 constitucional, que obligaría a los empresarios a construir viviendas para sus trabajadores. Cuando consultó a los empresarios, supo que esto no era posible, por lo que eliminó esta obligación constitucional y en su lugar, creó el Infonavit.

El presidente pensaba que en 10 años de operación, desaparecería el problema de la vivienda. Sin embargo, sólo se creó un instituto con burócratas que se enriquecieron gestionando contratos, donde prevalecieron los llamados coyotes, se construyeron viviendas endebles, y el problema siguió igual.

Expropiación de empresas por millar

Echeverría contó con la participación de Horacio Flores de la Peña, un economista de orientación marxista en su gobierno, como Secretario del Patrimonio Nacional. Este funcionario le aconsejó al gobierno la idea de expropiar empresas para que sus utilidades pudieran emplearse en favor del beneficio social.

En el sexenio, se expropiaron más de mil empresas, incluyendo pescaderías, clubes nocturnos, fábricas de bicicletas o siderúrgicas. Generalmente, los dueños no se oponían porque sus negocios eran comprados a un mayor precio que el de mercado, y porque sus propiedades a veces no les reportaban las suficientes utilidades.

Miles de jóvenes encontraron empleo como gerentes o burócratas bien pagados en estas empresas, que pronto comenzaron a operar con pérdidas, que corrieron a cuenta de los gastos del gobierno. En esta época, incluso Pemex operaba con pérdidas. No fue hasta 1979 que consiguió repuntar, junto a la puesta en operación del pozo de Cantarell.

Política laboral

Los días de trabajo se recortaron de seis a cinco para los burócratas, y el sector privado siguió el ejemplo. Además, los burócratas crecieron de 468 mil 710 a inicios del sexenio, a un millón 086 mil 871 a fines del gobierno.

Existió también un frontal posicionamiento en contra del sector empresarial, que se recrudeció con el asesinato de Eugenio García Sada en 1982. Esto significó una bifurcación para Echeverría, quien se mostraba afín a gobiernos autoritarios en América Latina, como el de Fidel Castro o el de Salvador Allende. En los hechos, tuvo que perseguir a los guerrilleros en México, mientras mantenía un discurso y políticas de izquierdas.

También se incrementó el presupuesto para las universidades públicas, los estudiantes ganaron el derecho a inscribirse al IMSS, y el gobierno incrementó su relación con los intelectuales, que como Carlos Fuentes, dijeron que la alternativa era “Echeverría o el fascismo”.

Por último, en el plano internacional, Echeverría se intentó posicionar como vocero del tercer mundo, pero no lo consiguió.

Te invitamos a seguir los canales oficiales de Oink Oink.

ANUNCIO