¿Por qué el Coronavirus podría hacer que suban de precio los televisores y computadoras?

Fábricas encargadas de la producción de paneles de LCD se encuentran temporalmente cerradas por encontrarse cerca de Wuhan
Imagen: Especial

El Coronavirus no sólo se ha vuelto una amenaza para la vida humana, sino también para la economía del mundo. Desde que se empezó a propagar ya se habían visto sus efectos en el precio del petróleo. Sin embargo, ahora parece que podría afectar a otro ramo de la actividad productiva: los televisores y las computadoras, en particular las que usan LCD en sus pantallas.

Imagen: Especial

Esto es así, porque de acuerdo con información de Yahoo Finanzas, al menos cinco fábricas de pantallas LCD se encuentran en las cercanías del brote de esta nueva enfermedad. Por su puesto, esto está haciendo que la producción sufra retrasos considerables, entonces no será raro que se vean efectos en las cadenas de suministros de los televisores y las computadoras, y por ende, en su precio final a los consumidores.

Las fábricas cercanas a la ciudad de Wuhan han cerrado temporalmente por completo para evitar una mayor propagación de la enfermedad. De entrada, esto ha hecho que la producción de pantallas de LCD haya caído un 10 por ciento. Si la situación continúa así, se espera que en dos semanas esta caída llegué al 20 por ciento de toda la producción en China.

Los efectos inmediatos ya se dejaron ver, pues según información de los propios medios en el país asiático, el precio de las pantallas de LCD ya aumentaron hasta 10 dólares. Sin embargo, la cosa puede no quedar ahí, ya que esta subida de precio puede incentivar a que otros componentes de este tipo de productos también aumenten su precio para aumentar su margen de ganancia.

Imagen: Especial

Según estimaciones de IHS, alrededor del 55 por ciento de todas las pantallas de LCD del mundo serían fabricadas en China a lo largo de este año 2020, por lo que el freno a la producción a causa del Coronavirus tendrá efectos considerables sobre la cadena de suministro mundial.

“Estas fábricas enfrentan escasez de mano de obra y componentes clave como resultado de mandatos diseñados para limitar la propagación del contagio. Frente a estos desafíos, los principales proveedores de pantallas en China han informado a nuestros expertos que una disminución de la producción a corto plazo es inevitable”, explicó el analista David Hsieh para el medio Pc World.