Por culpa del Coronavirus, demanda del petróleo en China cae 20%

Es la peor caída desde la crisis del 2008-2009 y desde los ataques del 11 de septiembre
Imagen: Especial

El Coronavirus sigue teniendo efectos negativos en la economía. Ya contagio al precio del petróleo y posiblemente afecte al de las televisiones y las computadoras. Pues bien, su racha de efectos negativos todavía no ha frenado, porque ahora ha afectado la demanda de petróleo en China, haciéndola caer en un 20 por ciento del total del consumo de aquel país.

Imagen: Especial

Esto equivale a 3 millones de barriles por día y podría significar la peor crisis de demanda de petróleo en el mercado de los hicrocarburos desde la crisis financiera del 2008-2009 y los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos. De acuerdo con información de El Financiero, esta situación podría llevar a la OPEP a una reunión de emergencia para tomar medidas drásticas, como reducir la producción para frenar la caída de los precios, los cuales parece que llegarán a su nivel más bajo en 4 meses.

“Es realmente un evento de cisne negro para el mercado petrolero. Hubo alguna esperanza para la perspectiva de la demanda este año antes del brote, pero eso se ha bloqueado. La OPEP tiene que reaccionar. Si no hay más recortes de producción, solo habrá más pérdidas de precios”, señaló un socio de Again Capital LLC en Nueva York, John Kilduff.

Ante la caída de la demanda de petróleo en el país asiático, las refinerías chinas sólo están acumulando y almacenando derivados del petróleo que no se están vendiendo, como gasolina y turbosina. Las reservas están llegando a tales niveles que pronto alcanzarán sus límites de almacenamiento. Cuando sobrepasen esta situación, China se vería obligada a reducir el procesamiento de su petróleo, lo que en el corto plazo podría significar que las refinerías empiecen a trabajar con un 15 o 20 por ciento por debajo de su capacidad.

Un ejemplo de ello es Sinopec Group, la refinería más grande de China, la cual ya está en proceso de reducir su capacidad productiva entre un 13 y un 15 por ciento, con perspectiva a que puedan darse más recortes en el futuro cercano.

Imagen: Especial

Otra señal que apunta a un debilitamiento del mercado energético se ve en los denominados plazos diferenciales, los cuales miden la diferencia de precio entre los contratos de entrega para diferentes tiempos. Sus precios se han caído estrepitosamente, lo que apunta a que en el corto plazo, la demanda de petróleo continúe a la baja.