Consecuencias de no atender un aviso del SAT

La vigilancia del SAT se ha disparado ante la falta de respuesta
Imagen: Especial

La pandemia ha traído problemas para los contribuyentes para cumplir con sus obligaciones fiscales por lo que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha tomado acciones ante la falta de respuesta, triplicando los avisos automáticos durante la pandemia.

El sistema ha identificado que muchos contribuyentes están pagando menos impuestos que en otros años, por lo que les hace un llamado para aclarar la situación.

Como resultado de la pandemia, los contribuyentes han tenido menos actividad económica contrario a lo que se piensa de tratarse de una evasión o incumplimiento fiscal.

Imagen: Twitter @Nexia_Mexico

El sistema es computarizado por lo que las alarmas son automáticas por lo que en los meses en los cuales el confinamiento por la pandemia del coronavirus fue más riguroso, los pago mensuales de IVA y del ISR están siendo detectados en el sistema ya que han disminuido. Esto implica que las caídas recaudatorias fueron causadas por un peor desempeño de los negocios y no por practicas de evasión.

Este tipo de acercamientos del SAT no son considerados como una auditoría formal ya que no existe un plazo de ley aunque, se requieren de algunas semanas para poder ser resueltos por los contribuyentes.

El aviso llega a los contribuyentes sin ser claro el por qué se generó la alerta, hasta que el contribuyente responde es cuando se entera de las razones que generaron la alerta.

El contribuyente se tiene que poner en contacto con el SAT para saber precisamente lo que está pasando. Se da una explicación oral y posteriormente se tiene que dar una documentación para aclarar las alertas.

De no ser atendido un aviso del SAT, el fisco puede suspender o cancelar los sellos de los contribuyentes.