Así puedes hacer de los conflictos tu mina de oro

Un conflicto bien llevado puede ser la forma más eficiente de hacer que una relación mejore o evolucione y además sea una mina de oro. Te recomendamos: Este es el...
Un conflicto bien llevado en el trabajo puede hacer que una relación mejore, dicen expertos (Imagen: Especial)

Un conflicto bien llevado puede ser la forma más eficiente de hacer que una relación mejore o evolucione y además sea una mina de oro.

Te recomendamos: Este es el tiempo que pierdes en las juntas de trabajo

En realidad, un conflicto bien llevado puede ser la forma más eficiente de hacer que una relación mejore o evolucione, y seguramente te estás preguntando ¿cómo puede ser esto posible? La respuesta es simple, empecemos por definir un conflicto. Un conflicto es cuando una persona expone su opinión, postura o mapa mental sobre una situación y la otra persona está en desacuerdo con ésta”, explica a Expansión Daniella Cano, CEO y fundadora de Colormind,

Exponer el mapa mental vale oro

De las primeras situaciones que se deben entender es que no hay lado bueno o malo, no hay una verdad absoluta y no siempre se tiene toda la razón.

Muestra lo que piensas y sientes para que no te guardes el enojo en la oficina (Imagen: Especial)

La segunda situación que se debe entender, es cuando una persona expresa su opinión está exponiendo su mapa mental, y eso vale oro. La información que brindan las persona es una clave para saber qué le gusta o no, qué quiere y cómo ve el mundo, con estos datos uno puede actuar y se puede lograr que la relación mejore a eso se le llama “empatía”.

¿Para que un conflicto sea fructífero qué hacer?

Para que un conflicto sea benéfico debes exponer puntos de la forma correcta y en el momento correcto con la finalidad de no desgastar la relación y evitar un conflicto que eventualmente va a seguir creciendo como una bola de nieve.

En realidad, se debe mostrar lo que se piensa, se siente y así explicar la razón de nuestro enojo, así se sabrá qué me molestó y habrá más herramientas para mejorar la relación.

Estos son los pasos para sacarle provecho a un conflicto con cualquier persona con la que interactúes:

Escucha para entender y no para responder

Cuenta hasta 10 y escucha para entender y no para responder de viseras. Evitamos que la gente se exprese porque queremos hablar y exponer nuestras ideas sobre las de los demás.

Edificar en lugar de destruir

Después de escuchar debes responder con un lenguaje asertivo enfocado en sumar en lugar de restar, siempre a la solución y jamás al problema. Se requiere ser muy claros en nuestra comunicación al exponer nuestro punto de vista y asegurarnos que nuestro mensaje sea claro.

Se necesita ser claro en nuestra comunicación, pero, sin insultar (Imagen: Especial)

Sácale jugo a la situación

Después de escuchar y exponer tus puntos se debe llegar a un punto medio para que un conflicto sea capitalizado correctamente, es decir, “le saques jugo a la situación”. Recuerda que debes buscar que las dos partes en disputa tengan un aprendizaje y se estén satisfechos con la negociación acordada.