¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Cómo debes administrar tus finanzas si eres soltero? La Condusef te responde

Ser soltero no necesariamente significa que se gestionan mejor las finanzas
Redacción Oink Oink ?
Imagen: Especial

Las finanzas personales pueden cambiar drásticamente cuando se tiene una familia. Más aún cuando empiezan a llegar los hijos o se está planeando tenerlos pronto. Sin embargo, ¿qué sucede cuando se es soltero, no se tiene pareja ni hijo, y tampoco tienes planeado tenerlos en el corto o mediano plazo? La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) te da algunas recomendaciones para gestionar tus finanzas cuando eres soltero.

Imagen: Especial

Es verdad que el no tener familia ni dependientes económicos otorga una libertad financiera que te permite gastar en lujos o antojos que, de otra manera tendrías que sacrificar. No obstante, tener más dinero disponible para gastar no necesariamente implica una mejor gestión financiera. De acuerdo con información de Mi Bolsillo, según datos de la Condusef, si bien es cierto que los solteros pueden ser profesionistas competentes y gente desenvuelta, no siempre anticipan adecuadamente su bienestar económico.

En lugar de destinar sus ingresos disponibles en ahorrar para su retiro, adquirir un seguro de gastos médicos o hacerse de una casa a través de algún crédito, parece que los solteros tienden a derrochar su dinero en lujos, lo que a la larga se convierte en menos estabilidad financiera.

Para evitar esto, la Condusef le recomienda a los solteros hacer cuatro cosas. Primero, llevar un conteo de todos los gastos fuertes que hayas realizado últimamente. Así, podrás dimensionar cuánto te gastaste en estas cosas y qué hubieras podido adquirir en su lugar.

Segundo, lleva un presupuesto pormenorizado de tus gastos. Sobre todo de los gastos hormiga, pues pueden parecerte menores, pero a la larga, cuando ya eres consciente de lo que valen realmente, te sorprenderás.

Imagen: Especial

Tercero, si no necesitas gastar de más en un lugar, no lo hagas. Si no necesitas ir a lugares caros y pueden tener la misma experiencia en lugares más baratos, entonces sustitúyelos. No porque tengas más dinero a tu disposición significa que tienes que ir a lugares más caros.

Finalmente, prioriza adecuadamente. Esto significa, destina tu dinero conforme a prioridades: en gastos básicos, ahorro o inversión por ejemplo. Y luego de que cubras las prioridades, entonces sí, gasta lo que te sobre.