Cómo comprobar ante el SAT el dinero de una tanda de ahorro

¡Toma en cuenta estos puntos para organizar la tanda de septiembre!
Hacer una tanda conlleva ciertas obligaciones con el SAT | Fuente: Unsplash

¿Estás pensando en armar una tanda de ahorro con amigos y conocidos? Entonces debes saber que hacerlo implica contraer ciertas obligaciones fiscales con el SAT.

Generalmente, cuando organizas una tanda de ahorro, debes fungir como tesorero de la misma. Es decir que te encargas de administrar el dinero de los participantes y de supervisar que todo funcione según las condiciones establecidas de inicio.

Así pues, las personas inscritas en la tanda te darán sus aportaciones y tú resguardarás y gestionarás el dinero que de éstas provenga. Hasta aquí todo bien; no obstante, es común que un método como éste se maneje mediante depósitos en efectivo.

Cuando organizas una tanda, debes ser el tesorero de la misma | Fuente: Unsplash

Como tú eres quien maneja el dinero, los miembros de la tanda harán dichos depósitos directo a tu cuenta bancaria. Cuando esto ocurre, se produce una discrepancia entre tus ingresos reales y la suma de dinero registrada en tu cuenta.

Básicamente, esto quiere decir que lo que declaras al SAT no corresponde con el dinero que percibes, aunque éste sea producto de las aportaciones de una tanda. Pero, ¿qué hacer en estos casos? ¿Cómo comprobar la procedencia de estos recursos?

Lo primero que debes tomar en cuenta es lo siguiente: si la tanda de ahorro se maneja mediante transferencias bancarias, éstas dejarán un registro digital. Esto facilitará el procedimiento para validar su origen.

Si recibes depósitos en efectivo, debes comprobar los recursos ante el SAT | Fuente: Unsplash

En cambio, si se establece la posibilidad de sumar aportaciones a través de depósitos, el asunto será distinto. Todas las instituciones financieras están obligadas a presentar la Declaración de Depósitos en Efectivo, donde se incluye la información de aquellos usuarios que hayan recibido recursos (en efectivo, claro) superiores a 15 mil pesos mensuales en su cuenta personal.

Esto se hace con el fin de auditar a los contribuyentes para que comprueben la procedencia de estos movimientos extraordinarios. Por supuesto, no quiere decir que el SAT te va a poner en una lista negra ni que te va a perseguir para encarcelarte. Solo te pedirá que identifiques verazmente el origen de los depósitos de la tanda.

Pues bien, el primer consejo está dado: si organizas una tanda, procura establecer que la dinámica funcione mediante transferencias electrónicas. Pero, si decides aceptar cualquier tipo de movimiento, pídele a los participantes que conserven el comprobante de los depósitos.

De esta forma, podrás validar sin problemas la procedencia del dinero de la tanda y tu declaración anual de impuestos no deberá sufrir modificaciones.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad