¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Esto aporta el comercio electrónico al PIB de México

En 2018, la participación del comercio electrónico alcanzó 5.0% del PIB, revela el Inegi
Redacción Oink Oink
Imagen: Unsplash

En un acercamiento a la medición de la economía digital y al comercio electrónico ha mantenido una tendencia al alza durante los últimos años para el Producto Interno de Bruto (PIB) de México.

El comercio electrónico se refiere al proceso de compra, venta o intercambio de bienes, servicios e información a través de las redes informáticas, cuyo pago puede o no ser hecho en línea.

Imagen: Unsplash

El valor agregado generado por el comercio electrónico fue de un billón 106 mil 558 millones de pesos durante 2018”, asegura el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que dirige Julio Santaella.

De esta cantidad, el 24.3% correspondió al comercio al por menor de bienes, 28.2% al comercio al por mayor de bienes y 47.5% al resto de los servicios.

Ese último rubro mostró una participación más grande entre 2017 y 2018, al pasar de 46.2 a 47.5% sobre el total del comercio electrónico.

El Inegi destaca que ese incremento de participación obedece a los servicios vendidos por medios electrónicos de los hoteles, servicios financieros y transporte. Durante 2018, la participación del comercio electrónico de bienes y servicios alcanzó 5.0% en el Producto Interno Bruto (PIB), dijo el Inegi.

Esta cifra representa la mayor participación desde hace seis años, cuando apenas era de 3%, de acuerdo con los resultados preliminares del Valor Agregado Bruto del Comercio Electrónico (VABCOEL), explica Excélsior.

La importancia del e-commerce y las ‘tiendas oscuras’

Las grandes empresas y conglomerados de los supermercados y el comercio minorista están generando cada vez más ‘tiendas oscuras’ o ‘dark stores’ a lo largo y ancho del mundo. Pero, ¿qué son?

Hay dos tipos de ‘tiendas oscuras’: aquellas que están diseñadas para que los consumidores retiren las compras que hacen en línea, y aquellas que funcionan como bodegas para las ventas en el entorno digital. En otras palabras, o son puntos de recolección o de almacenaje.

“La idea de los dark stores es acercar la mercancía al consumidor porque vivimos a golpe de clic”, dijo el profesor titular y coordinador de la maestría en Dirección de Logística y Cadenas de Suministro de la Escuela de Marketing y Negocios (ESIC), Antonio Iglesias López, en entrevista con BBC Mundo.

Además, agregó: “Es una tendencia que ha comenzado a expandirse por el mundo y que ha crecido en aquellos países con mayor desarrollo del comercio electrónico”.

¿Por qué un consumidor acudiría a una ‘tienda oscura’? Porque se acelera la entrega de los productos que compró, además que se evita el pago de costos de envío. Realmente el reto de este modelo de negocio es que las personas cada vez se sientan más cómodas haciendo el súper desde el celular.

Imagen: Unsplash

“Es una tendencia clarísima. La gente quiere la entrega rápida porque la velocidad es cada vez más importante”, manifestó el profesor de Estudios de Economía y Empresa de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC), Xavier Budet.

Además añade: “(Hay grandes supermercados que) seleccionan aquellas tiendas que no venden tanto, las cierran y las convierten en dark stores”.