Cofece dice que transacciones con tarjetas son casi un monopolio en México

Asegura que la falta de competencia ha resultado en altas tarifas de procesamiento
(Imagen: pixabay)

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) menciona que las dos firmas que manejan el proceso de liquidación de tarjetas de débito o crédito en México representan casi un monopolio y han recomendado que los principales bancos se vean obligados a vender su participación en las empresas.

Si bien muchos bancos emiten tarjetas en México, solo dos empresas procesan y liquidan esas transacciones electrónicas. Ocho bancos privados mexicanos poseen una gran parte de las empresas de liquidación y procesamiento, obteniendo así una ventaja injusta.

Imagen: Especial

Altas tarifas

La Cofece dijo que la falta de competencia ha resultado en altas tarifas de procesamiento y redujo el incentivo para invertir en sistemas nuevos y más seguros para manejar transacciones y evitar fallas en el sistema.

La Cofece explicó que el que compra necesita una tarjeta proporcionada por un banco emisor que le permita disponer de recursos, a su vez el comercio necesita un banco que le dé acceso a la red y a la tecnología para aceptar las tarjetas como una forma de pago.

“En esta red participan bancos que emiten las tarjetas y/o afilian comercios; los titulares de marca de la tarjeta (por ejemplo, Visa y MasterCard) y las cámaras de compensación que procesan la transacción, que en México son dos, E-Global y Prosa. La falta de condiciones de competencia en los servicios que ofrece esta red afecta a los consumidores y a los comercios, frenando la bancarización y la inclusión financiera”, añadió.

Dijo que la combinación de tarifas altas y un mal servicio ha mantenido a muchos consumidores y pequeñas empresas fuera del sistema de transacciones con tarjeta.

Bancos desincorporen sus acciones

Ante este escenario, el dictamen preliminar de la Cofece, propone, entre otras medidas, que los bancos desincorporen sus acciones de Prosa y E-Global.

“Para eliminar estas barreras, el dictamen preliminar propone desincorporar el 51% de las acciones de las cámaras de compensación (E-Global y Prosa), hoy propiedad de algunos bancos, además de recomendar al Banco de México y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que eliminen los obstáculos regulatorios detectados, y a la vez emitan regulación que asegure la competencia”, dijo.

Los sistemas de tarjetas mexicanos son propensos a fallas frecuentes que impiden que los consumidores usen sus tarjetas o los hacen más vulnerables a transacciones fraudulentas.

La comisión citó los requisitos extremadamente prolongados y poco claros para las nuevas empresas que buscan ingresar al mercado y pidió al gobierno que facilite la entrada de nuevos competidores.

Publicidad