Clase media es el nuevo foco de los secuestradores

Los delitos de secuestro han cambiado el foco de sus blancos: pasaron de las personas de clase alta, a las de media y media alta
Imagen: Especial

De acuerdo con Ivan Ivanovich, director general de AGS Group, empresa que otorga servicios de protección ejecutiva y residencial, los delitos de secuestro han cambiado el foco de sus blancos: pasaron de las personas de clase alta, a las de media y media alta.

Este cambio en el perfil socio económico de sus víctimas se debe, principalmente, a que las personas de clase media carecen de los medios de seguridad y protección con los que cuentan los niveles más altos (equipos de seguridad profesional), por lo que el trabajo de los delincuentes se facilita y se vuelve menos riesgoso. Por esta razón, pareciera que los secuestradores están transitando a enfocarse en un estrato económico menor: cuesta menos dinero, logística y riesgo para estos delincuentes, explicó el especialista en entrevista con Forbes México.

Imagen: Especial

“En muchos casos no tienen la logística de mantener a la persona secuestrada por mucho tiempo y prefieren lamentablemente quitarle la vida en lo que están negociando, entonces para ellos resulta mucho más fácil y generalmente son los secuestros que ellos consideran de menor impacto (mediático)”, señaló.

Los casos de Norberto Ronquillo y Leonardo Avendaño adquirieron tal exposición mediática que ahora esta situación se ha hecho patente y muy pública. Sobre todo con el alza de las cifras de secuestros. De acuerdo con números oficiales, de diciembre de 2018 a mayo de 2019 se han registrado 5 secuestros al día en el país.

Debido a la crisis de secuestros de alto impacto desatada hace 20 años, el mercado de la protección y seguridad privada tuvo su ascenso, indicó el experto, lo que provocó un proceso de profesionalización de los cuerpos de seguridad privados y una mayor demanda entre las personas que podían adquirirlos.

“La seguridad ejecutiva es aquello que la ciudadanía en general identifica como escoltas, es la actividad de proteger al ejecutivo a través de una serie de procesos preventivos como en su caso reactivo que tienen que ver con proteger la vida de una persona importante para una organización para un país. Conforme van creciendo las amenazas crece la demanda hacia la protección ejecutivo, sobre todo en la propia capacitación y entrenamiento de estos elementos”, dijo Ivanovich.

Imagen: Especial

Si bien el experto en seguridad recalca la importancia de un análisis detallado y profundo para detectar este tipo de amenazas, también apunta algunas recomendaciones que las personas pueden implementar para mejorar sus condiciones de seguridad:

  • No dar detalles de las actividades cotidianas en redes sociales.
  • Informarse constantemente sobre el operar delictivo en las zonas que se frecuentan
  • Estar atento a las rutas que se toman para transportarse diariamente.

Con información de Forbes