La clase media está cada vez más calificada y peor pagada

¿Alguna vez te has preguntado qué nivel socioeconómico eres? No se trata de una pregunta banal, sino es una respuesta clave para conocer el comportamiento de tus gastos e ingresos....
Imagen: Especial

¿Alguna vez te has preguntado qué nivel socioeconómico eres? No se trata de una pregunta banal, sino es una respuesta clave para conocer el comportamiento de tus gastos e ingresos.

Considerando los datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la cual estudia, analiza y procesa el comportamiento del ingreso y egresos de las casas mexicanas, en México hay 34.7 millones de hogares y en promedio en cada inmueble hay 3.6 integrantes, de los cuales 2.38 son un aporte económico para la casa y el resto, es decir, 1.7 tienen otro rol y responsabilidades.

Imagen: Especial

De acuerdo con el portal Dineroenimagen.com, el promedio de ingresos corriente por hogar es de 49 mil 610 pesos, mientras que la principal fuente de ingreso por trabajo alcanza la suma de 33 mil 382 pesos. Pero hay un problema, la realidad de los mexicanos señala que este promedio está muy lejos de ser una cifra real en la mayoría de las casas mexicanas.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que la clase media en nuestro país está cada vez más calificada, pero peor pagada.

Imagen: Especial

Los bajos ingresos revelan que, al contar con un bajo nivel de ingresos, los gastos personales no logran cubrir una medida de bienestar, aunque la fórmula correcta para “vivir bien” no depende de cuánto ganes sino de la forma en la que administras tus gastos.

Es importante entender que más allá de los ingresos y el nivel socioeconómico, la buena administración influye en la calidad de vida, conocer la cantidad que percibes y cómo la gastas te ayudarán a lograr una cierta medida de bienestar. Es decir, debes contemplar todos los gastos, como la compra de alimentos, necesidades básicas, gastos del hogar, desde la renta hasta el pago de los servicios; transporte, distracción y antojitos.

Publicidad