¿Chocaste y no tienes seguro? Te decimos qué puedes hacer

Entre el ajetreo diario de la ciudad y el tráfico existen grandes posibilidades de tener un accidente, pequeño o grande, por ello contar con un seguro automotriz es más que...
Imagen: Especial

Entre el ajetreo diario de la ciudad y el tráfico existen grandes posibilidades de tener un accidente, pequeño o grande, por ello contar con un seguro automotriz es más que una muestra de responsabilidad, es una inversión con la cual podrás andar por todos lados con la seguridad de un respaldo económico que te ayudará en situaciones inesperadas, sobre todo, cuidará de tu bienestar, el de los tuyos y el de terceras personas.

Te recomedamos: ¿El seguro de tu auto cubre daños por lluvias e inundaciones?

Imagen: Especial

Además, recuerda que la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal señala como obligatorio que todos los autos que transiten por las vías, caminos y puentes federales cuenten con un Seguro de Responsabilidad Vehicular, el cual garantiza la cobertura de daños a terceras personas y circular sin él es motivo de multa.

De acuerdo con el portal de Coru, si chocaste y fue tu culpa, deberás pagar tus daños y los del otro coche, aunque este sí cuente con una póliza de seguro, es más, si el accidente es responsabilidad tuya, el seguro de la otra persona está en todo su derecho de cobrar la totalidad del costo de todos los gastos, desde las reparaciones automotrices hasta los médicos que su cliente requiere.

Imagen: Especial

Ten en cuenta que el deducible sólo es un beneficio que se otorga al asegurado y la compañía de seguros sólo paga cuando su asegurado fue el que ocasionó el accidente, excepto si su póliza señala lo contrario. Será el ajustador del otro auto quien se encargará de negociar contigo, antes de pasar a temas legales, esto quiere decir que una vez que se revisen los daños del vehículo, el seguro de la otra persona te pedirá la cantidad de dinero equivalente a los gastos de reparación del auto chocado.

Si no estás de acuerdo con la cifra que el ajustador pidió o no tienes dinero en ese momento, tendrán que presentarse a un Juez Cívico, como sucede cuando ninguno de los autos está asegurado. Una vez que inician estas instancias legales, tendrás que contratar un abogado para lleve tu caso hasta que el juez dicte una resolución.

Imagen: Especial

Es importante mencionar que cada entidad federativa tiene su propia legislación y criterios propios para este tipo de accidentes, pero el pago que podrías realizar para resarcir los daños puede ir desde los 310 mil pesos hasta casi 5 millones de pesos, en caso de accidentes graves y muertes por accidentes; la cifra depende del juez local.

Ante este problema, contar con un seguro automotriz te olvidaras de preocuparte por conseguir dinero para reparar el daño, pues tu seguro se haría cargo de realizar el pago y los trámites correspondientes; también es posible que en caso de que tu auto sea pérdida total pagues un porcentaje de deducible y puedas adquirir un nuevo auto, sin seguro esto es imposible.

Existen diferentes tipos de cobertura en el seguro automotriz, pero las más comunes son: amplia, limitada y responsabilidad civil, las características pueden variar dependiendo del seguro que contrates, por eso ten en cuenta el alcance de tu cobertura y las condiciones generales que te ofrece cada aseguradora.