Cayeron los ingresos de los más ricos, pero se reduce la desigualdad

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a través de su Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), cayeron los ingresos...
Imagen: Especial

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a través de su Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), cayeron los ingresos de los más ricos, pues los hogares más acaudalados – los que pertenecen al decil X, y que representan el 10% con más ingresos – vieron sus ingresos retraerse entre 2016 y 2018 de 62 mil 609 a 55 mil 583 pesos mensuales, lo que significó un retroceso del 11.2 por ciento. Con esto, se cierra la brecha de desigualdad en el país.

Imagen: Especial

De entre todos los deciles de la muestra, ésta es la caída más pronunciada de todas. Los ingresos de este decil se caracterizan por provenir, en un 64 por ciento, de sueldos y salarios, un 13 por ciento de transferencias y un 12 por ciento de la renta de propiedades.

Por otro lado, el ingreso del primer decil, donde se encuentra el 10 por ciento de los hogares con menos ingresos tuvo un alza del 0.32 por ciento, pasando de 3 mil 027 pesos a 3 mil 037 pesos entre 2016 y 2018.

Imagen: Especial

Con esto, la distancia en los ingresos de los hogares más ricos y los más pobres se redujo. Esto significa que la desigualdad entre estos dos grupos pasó de una distancia de 20.6 veces de diferencia de ingreso entre el primer y el décimo decil en 2016 a 18.3 veces en el 2018.

Con todo, las familias más acaudaladas todavía concentran el 34 por ciento de los ingresos en todo el territorio, mientras que los más pobres sólo concentran el 2 por ciento. De ahí que se pueda concluir, apelando al coeficiente de Gini – el cual mide la distribución de la riqueza en un país – que hubo una reducción de 0.448 a 0.426 puntos.

Con información de Forbes