California solo permitirá la venta de vehículos con cero emisiones para 2035

Esto aplicará en equipos todoterreno y vehículos de servicio mediano y pesado
Imagen: Unsplash

El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció esta semana una prohibición estatal sobre la venta de vehículos nuevos a gasolina y diésel para el 2035. La orden ejecutiva tiene como objetivo acelerar los esfuerzos de The Golden State para combatir el cambio climático y reducir su dependencia de los combustibles fósiles.

California, conocida por su cultura automovilística (y, posteriormente, la congestión del tráfico y la contaminación del aire), es la primera en implementar sanciones de este tipo en los Estados Unidos. Más de 30 países y ciudades de todo el mundo han propuesto prohibir la venta de vehículos que funcionan con combustibles fósiles con la esperanza de reducir los riesgos para la salud, cumplir los objetivos de gases de efecto invernadero y aumentar la independencia energética, menciona pcmag.

Medidas para combatir el cambio climático

“Este es el paso más impactante que nuestro estado puede tomar para combatir el cambio climático”, dijo Newsom en un comunicado.

“Durante demasiadas décadas, hemos permitido que los autos contaminen el aire que respiran nuestros niños y familias. Los californianos no deberían tener que preocuparse si nuestros autos les están dando asma a nuestros niños. Nuestros autos no deberían empeorar los incendios forestales y crear más días lleno de aire lleno de humo. Los automóviles no deberían derretir los glaciares o elevar el nivel del mar amenazando nuestras preciadas playas y costas”, aseguró el gobernador de California.

En 15 años, el 100% de las ventas en el estado de automóviles y camiones de pasajeros nuevos serán de cero emisiones, es decir, a batería o a hidrógeno. El plan de barrido también exige que los camiones de acarreo y los vehículos y equipos todoterreno estén libres de emisiones para el 2035; mientras tanto, los vehículos de servicio mediano y pesado deben deshacerse de los motores de combustión interna para el 2045. Las reglas se aplican solo a los vehículos nuevos de gasolina o diesel vendidos en el estado después de que la prohibición entre en vigencia. Los automóviles y camiones registrados antes de 2035 seguirán siendo legales en la calle.