Bolsa de Londres rechaza oferta millonaria de compra de su rival de Hong Kong

Redacción Oink Oink
Imagen: Especial

La Bolsa de Londres (LSE) rechazó este viernes una oferta de compra de 40 mil millones de dólares de la Bolsa de Hong Kong (HKEX) y dijo que se mantenía firme en su propósito de comprar al grupo de análisis y datos financieros Refinitiv.

La LSE dijo a la Bolsa de Hong Kong que tenía preocupaciones fundamentales sobre aspectos clave de la propuesta y que la relación de HKEX con el gobierno del territorio chino habría “complicado el tema”.

“En concordancia, el directorio rechaza por unanimidad la propuesta condicional y, en base a sus normas fundamentales, no ve méritos para un compromiso mayor”, dijo la LSE en un comunicado que cita la agencia Reuters.

Las acciones del grupo LSE en Londres operaban con un alza de 1,84% a las 1228 GMT, a 7,388 peniques, luego de la divulgación del comunicado.

Bolsa de Hong Kong emite sorpresiva oferta

La Bolsa de Hong Kong emitió la sorpresiva oferta el miércoles, apenas dos días después de que altos ejecutivos de la compañía viajaran a Londres para hablar del tema por primera vez con el presidente ejecutivo de la LSE, David Schwimmer.

Imagen: Especial

La propuesta había sido recibida con frialdad en Londres, aunque analistas esperan que la bolsa asiática regrese con una oferta mejorada que incluso podría tornarse hostil, lo que implica un acercamiento directo a los accionistas de la LSE.

El Hong Kong Exchanges and Clearing (HKEX) había alegado que esa operación habría creado un grupo “con implantación mundial, activos diversificados, idealmente situado para aprovechar la evolución del escenario macroeconómico”, además de servir de vínculo entre los mercados del este y del oeste.

Lugar crucial en el sistema financiero

Pero un portavoz del gobierno británico hizo valer el jueves que la bolsa de Londres, el “London Stock Exchange, ocupa un lugar crucial en el sistema financiero” de Reino Unido.

Imagen: Especial

Además, alegó, una asociación con la bolsa de Hong Kong puede ser problemática en momentos en que la excolonia británica es escenario de masivas movilizaciones de protesta.

La LSE también dijo que una toma de control de Hong Kong bien podría ser rechazada por los reguladores o gobiernos de Gran Bretaña, Estados Unidos e Italia. La afirmación de HKEX de que la implementación del acuerdo sería rápida y segura no fue creíble para los británicos.