BMW abre planta en México, dicen que los aranceles de Trump no les importan

La marca alemana de automóviles, BMW, abrieron su primera planta de ensamblaje en el estado de San Luis Potosí en medio de las tensiones económicas con Estados Unidos. La marca...
Imagen: Especial

La marca alemana de automóviles, BMW, abrieron su primera planta de ensamblaje en el estado de San Luis Potosí en medio de las tensiones económicas con Estados Unidos.

La marca germana invirtió alrededor de mil millones de dólares en este centro productivo, el cual se convertirá en la tercera instalación en el mundo que producirá el sedán Serie 3, las otras dos se encuentran en Alemania y China. Esta planta busca aumentar la presencia de la marca en el mercado mexicano, pero sobre todo en el de los Estados Unidos.

Imagen: Especial

Con esta nueva planta, México se consolida como uno de los destinos favoritos de las empresas automotrices, ya que el país tiene ventajas competitivas por sus acuerdos de libre comercio con varios países y, por supuesto por sus bajos niveles salariales y su cercanía al segundo mayor mercado mundial de automóviles, Estados Unidos.

Sin embargo, en medio de la coyuntura con los aranceles de Trump, BMW señaló que no ven las tarifas como una amenaza ya que la planta “producirá para el mundo” y no exclusivamente para el mercado estadounidense. No obstante, el destino más importante de la producción será el vecino del norte.

Respecto a la posibilidad, todavía latente, de que se impongan aranceles del 5%, la compañía alemana señaló que, al final serán los consumidores estadounidenses los que pagarán las tarifas que ponga Estados Unidos a México. De hecho se estima que de imponerse un arancel del 5%, sumaría entre 2 mil y 2 mil 500 dólares el precio del vehículo, lo cual a mediano plazo generaría desventajas competitivas de la marca frente a sus principales competidores: Audi y Mercedes Benz, que son producidos en Alemania.

Imagen: Especial

El libre comercio no existe en todas las partes del mundo, muchos países se protegen, no es una situación rara, nosotros vamos a ser flexibles (en nuestra capacidad de producción y exportación), pero ahora es mera especulación y es un hecho que en el país donde se aplican aranceles,los clientes serán los que pagarán“, señaló, Oliver Zipse, director de producción y miembro del consejo de administración de BMW a nivel global, durante la inauguración de la planta en San Luis Potosí.

La automotriz señaló que la planta generará 2 mil empleos directos y, estima que en esta planta se producirán anualmente 175 mil vehículos.

Con información de El Financiero