Así descubres si eres beneficiario de una cuenta de ahorro o inversión

La Condusef puede ayudarte a saber si eres beneficiario de una cuenta de ahorro
La Condusef puede ayudarte a localizar si eres beneficiario de una cuenta de ahorro o inversión | Imagen: Unsplash

Aunque no lo imagines, es posible que seas beneficiario de una cuenta de ahorro e inversión que un familiar o amigo te asignó pero no pudo informarte antes de su fallecimiento. Aquí te decimos cómo descubrirlo.

¿En qué consiste este servicio?

La Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), tiene un sistema de localización de cuentas de ahorro e inversión en conjunto con la Asociación de Bancos de México (ABM), para identificar a beneficiarios.

El tramite es completamente gratuito | Imagen: Unsplash

Este es un sistema similar al SIAB-VIDA que brinda la Condusef, pero enfocado a identificar si eres beneficiario de una cuenta de ahorro o inversión que una persona fallecida te asignó pero sin que tuvieras conocimiento.

¿Cuáles son los requisitos?

Para saber si eres beneficiario de una cuenta de ahorro o inversión, tiene que juntar los siguientes documentos:

  • Copia del acta de defunción no mayor a 5 años de la persona que sospechas que te haya designado como beneficiario.
  • Una identificación oficial.

La Condusef con la ABM buscarán si eres beneficiario | Imagen: Unsplash

¿Cómo solicitar una búsqueda?

Con estos documentos tienes que acudir de manera personal a uno de sus módulos de atención y solicitar la búsqueda de cuentas. Se te notificará del resultado en un periodo no mayor a 60 días naturales.

En caso de ser positiva la respuesta, te indicarán en qué institución financiera se encuentra la cuenta designada para que realices el trámite correspondiente para cobrar el dinero. En caso de ser negativa se te notificará con la leyenda “No sé localizó Información”.

Y si quieres más información relacionada a cuentas de ahorro e inversión, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

Publicidad