Aranceles de Trump a China provocarán escasez de biblias

Los editores de libros están implorando al presidente Donald Trump que no imponga “un impuesto bíblico“. Los aranceles propuestos por 300 mil millones de dólares en productos chinos incluirían materiales...
Imagen: Especial

Los editores de libros están implorando al presidente Donald Trump que no imponga “un impuesto bíblico“. Los aranceles propuestos por 300 mil millones de dólares en productos chinos incluirían materiales impresos, que afectarán especialmente a las biblias y libros infantiles que se producen principalmente en China debido al papel único, la tecnología de impresión y las habilidades necesarias, que los funcionarios de empresas y de grupos comerciales declararon durante el segundo día de una audiencia de siete días.

“Creemos que la administración desconocía el posible impacto negativo que estas tarifas propuestas tendrían en las biblias y que nunca tuvo la intención de imponer ‘un impuesto bíblico’ a los consumidores y las organizaciones religiosas“.

Un arancel del 25% dificultaría seguir imprimiendo algunos formatos y elevando los precios, lo que provocaría una escasez de la biblia que perjudicaría al mercado de los libreros cristianos, así como a los ministerios, iglesias, organizaciones no lucrativas y otras organizaciones religiosas que no podrían pagarlos”, señaló Mark Schoenwald, director ejecutivo de HarperCollins Christian Publishing, un panel de funcionarios de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos

Imagen: Especial

Los editores intentan usar impresoras de Estados Unidos cuando es posible, pero la capacidad se ha visto extremadamente limitada desde la década de 1980, dijo M. Luisa Simpson, vicepresidenta de política global de la Asociación de Editores de Estados Unidos.

Tampoco existe una alternativa viable a para los libros infantiles de Estados Unidos impresos en China debido a los materiales impermeables y no tóxicos utilizados en algunos casos, así como a la inversión de China en las últimas décadas en equipos necesarios. Si se imponen tarifas, habrá menos libros disponibles para los niños estadounidenses“, dijo Daniel Reynolds, director ejecutivo de Workman Publishing en Nueva York.

Debido a los reducidos márgenes en la industria, los precios más altos significarían que se descontinuarían algunos libros, que los editores tendrían que reducirse y que las librerías, escuelas y bibliotecas se verían afectadas, explicó.

Imagen: Especial

Trump tiene un amplio apoyo político de los cristianos evangélicos. Los editores esperan que sea receptivo a evitar el ingreso de biblias en los aranceles, destacó Stan Jantz, jefe de la Asociación de Editores Evangélicos Cristianos.

Sé que hay un gran interés en el área de la libertad religiosa y el acceso a los bienes religiosos por parte de la administración Trump. Esperamos que haya una apertura y una fuerte consideración para las biblias en particular y también para los libros“, mencionó Jantz.

Con información de Fortune