Francia e Irlanda bloquearán acuerdo UE-Mercosur si Brasil no protege al Amazonas

Redacción Oink Oink
Imagen: Especial

Debido a que no ceden los incendios en el Amazona crece la presión mundial. Francia e Irlanda amenazan con bloquear el acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur si Brasil no toma medidas para proteger la mayor selva tropical del mundo que es arrasada por las llamas. Además, Finlandia, sugiere que la UE debería dejar de comprar carne brasileña.

Mientras ardían las llamas, la presión internacional seguía subiendo. Varios cientos de activistas protestaron al exterior de las embajadas brasileñas en París y Londres el viernes. Los líderes de Reino Unido, Francia y Alemania sumaron sus voces al coro de preocupación mundial. La oficina del mandatario francés, Emmanuel Macron, acusó a Bolsonaro de haber mentido cuando minimizó las preocupaciones sobre el cambio climático en la cumbre del G-20 celebrada en Japón en junio.

Asimismo, agregó que, en este contexto, Francia se opondrá al acuerdo agrícola recientemente alcanzado entre la Unión Europea y los países que integran el Mercosur -Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay.

¿G-7 a favor de la naturaleza?

Un portavoz del primer ministro británico Boris Johnson dijo que está “profundamente preocupado” por los incendios y el “impacto de la trágica pérdida de estos preciosos hábitats”, y usará la cumbre de los líderes del G-7 de este fin de semana para pedir una renovada atención a la protección de la naturaleza. La canciller alemana, Angela Merkel, y Macron también indicaron que los incendios deberían estar en la agenda del G-7.

Imagen: Especial

Bolsonaro podría enviar al Ejército a combatir llamas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el viernes que podría enviar al Ejército para ayudar a combatir los incendios que afectan a la selva amazónica, mientras aumenta la condena internacional y la presión para adoptar acciones más contundentes para frenar la crisis ambiental.

Tras haber calificado los incendios como naturales en un primer momento y acusar sin pruebas después a las ONGs de provocarlos, Bolsonaro adoptó un tono más serio el viernes, anunciando la convocatoria de los principales miembros de su gabinete para elaborar una respuesta.

Al ser preguntado por la prensa en Brasilia sobre si enviará al Ejército, respondió: “Esa es la expectativa”. Edson Leal Pujol, jefe de las Fuerzas Armadas brasileñas, dijo que sus soldados están preparados para defender la Amazonia, aunque sus palabras parecieron referirse más a otras amenazas aparte de los incendios.

Soldados brasileños para defender “amenazas”

“Que no se equivoquen los incautos que insisten en salvaguardar los propósitos de la Amazonia brasileña; los soldados estarán siempre alerta y vigilantes, listos para defender y repeler cualquier tipo de amenaza”, afirmó el militar en un acto de Brasilia.

Imagen: Especial

Los incendios forestales en la Amazonia brasileña, que representa más de la mitad de la mayor selva tropical del mundo, se han incrementado un 83% en lo que va de año, según cifras gubernamentales, destruyendo vastas áreas de un bastión vital en la lucha contra el cambio climático.

Agricultores prenden fuego a la selva, acusan

Aunque los incendios ocurren de forma habitual y natural durante la estación seca en esta parte del año, los ambientalistas culpan del abrupto aumento a los agricultores que prenden fuego a la selva para despejar tierras para pastos.

Amazonia a los intereses empresariales: Bolsonaro

Los agricultores podrían haber contado, al menos, con el respaldo tácito del derechista Bolsonaro, que asumió el cargo en enero. El presidente brasileño ha dicho repetidas veces que cree que el país debería abrir la Amazonia a los intereses empresariales, permitiendo que las compañías mineras, agrícolas y madereras exploten sus recursos naturales.

Imagen: Especial

El jueves, admitió por vez primera que los granjeros podrían estar detrás de algunos de los incendios. El mandatario tiene previsto reunirse con un equipo que incluye a los ministros de Defensa, Medio Ambiente y Relaciones Exteriores.

Con información de Forbes