¿Alguien puede hackear mi tarjeta de crédito o débito?

Así puedes evitar que alguien acceda ilegalmente a tu información bancaria
Estas recomendaciones de seguridad te ayudarán a proteger tu tarjeta de crédito | Foto: Pexels

De acuerdo con el Oxford English Dictionary, hackear significa “acceder ilegalmente a sistemas informáticos ajenos y manipularlos”. Ahora bien, muchas personas se preguntan si su tarjeta de crédito o débito puede ser hackeada.

En términos estrictos, esto es imposible, puesto que una tarjeta bancaria no es un sistema informático. No obstante, también es cierto que el mundo digital nos ha llevado a utilizar nuestras tarjetas a través de distintos medios electrónicos.

Así pues, aunque es imposible hackear una tarjeta de crédito directamente, sí es posible hackear las páginas y aplicaciones que utilizamos.

¿Es posible hackear una tarjeta de crédito? | Foto: Pexels

Esto es lo que hacen los delincuentes con la finalidad de retener nuestra información financiera y hacer mal uso de la misma. Por ello, hay que tomar en cuenta algunas recomendaciones de seguridad.

Principalmente, hay dos formas de evitar que alguien se robe la información de tu tarjeta de crédito o débito. Por un lado, es necesario que accedas solo a sitios web seguros.

Para saber si una página de internet es confiable, debes cerciorarte de que tenga el ícono de un candado cerrado justo al costado de la dirección del sitio.

Sigue estos tips de seguridad para navegar en sitios de internet | Foto: Pexels

Por otro lado, se recomienda nunca descargar procesadores de texto desconocidos. Cuando se intenta hackear una tarjeta de crédito, los delincuentes suelen utilizar software de registro de texto.

Por ejemplo, una app como Gramarly, creada para ayudarte a escribir en inglés de forma fluida (con texto predictivo y autocorrección), te pide permiso para acceder a todo lo que escribes.

Si alguien hackea esta aplicación, tendrá acceso al registro integral de cada tecla que presionas. Esto pone en peligro tu información personal, tus contraseñas y, por supuesto, los datos de tus cuentas bancarias.

Si quieres conocer más información acerca de este tema, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO