Por esta razón es más fácil adquirir deudas que ahorrar

Ahorrar y pagar tus compromisos financieros requiere un esfuerzo prácticamente similar,
Imagen: Especial

Ahorrar y pagar tus compromisos financieros requiere un esfuerzo prácticamente similar, con la única diferencia de que pagar tus deudas es más caro. Si esto es cierto, entonces ¿porqué te cuesta más trabajo ahorrar que endeudarte?

La respuesta es muy sencilla: porque puedes disponer del dinero prestado mucho más fácil que del dinero propio. Esto no sólo lo decimos en el sentido de que le das más valor a tu propio dinero que al dinero que te prestan, sino al hecho de que juntar una cierta cantidad con dinero propio implica que no dispongas de inmediato del dinero que tienes y lo guardes. Mientras que adquirir esa misma cantidad con dinero prestado sólo requiere que lo pidas o des el famoso ‘tarjetazo’.

Imagen: Especial

Es muy curioso, generalmente las personas aseguran que no pueden ahorrar – por ejemplo, porque no tiene  un buen sueldo -; sin embargo, a pesar de ello, sí encuentran la forma de endeudarse. Parece contraintuitivo, pero la explicación es simple: no ahorran, porque se endeudan.

Estos nos devuelve a la diferencia entre gastar dinero propio y dinero prestado. Pongamos un ejemplo concreto, tienes planeado viajar en las vacaciones, de hecho, desde 6 meses antes ya sabes cuándo y a dónde te quieres ir, pero no has ahorrado nada. Al mismo tiempo, te acaban de subir tu línea de crédito, entonces no dudas en usar tu tarjeta para cubrir los gastos.

“Aplicando el ‘gaste y disfrute ahora y pague después, a ver cómo’, te gastarás unos ocho mil pesos en tus vacaciones y las pagaras a 12 meses (con intereses) porque sigue sin tener el total de los ocho mil para liquidar la deuda. Tu tarjeta de crédito tiene un 35 por ciento de interés anual. Lo anterior significa que pagarás 799.70 al mes durante un año por tu viaje. Ahora, si sumamos 799.70 por 12 meses, nos da nueve mil 596.4 pesos ¿Están pensando lo mismo que yo? ¡Exacto! Pagarás mil 596.4 extras por nada. Bueno, sí, por no haber ahorrado. Hasta parece castigo”, señaló la plataforma Piggo, filial de GBMHomebroker.

Imagen: Especial

Diferente sería si decidieras ahorrar para el mismo viaje. Imagina que en los mismos 6 meses en los que tienes pensado realizar tu viaje lograras ahorrar 6 mil pesos, de a mil por mes. Sigues sin cubrir los 8 mil pesos totales que te costará el viaje, pero llevas una buena ventaja.

Ahora sólo tendrás que cubrir dos mil pesos con la tarjeta de crédito, lo que en intereses tan sólo serían aproximadamente 90 pesos. ¿Ves la diferencia?

“Si se supone que pedimos dinero prestado porque no tenemos dinero ¿cómo es que andamos regalando mil 600 pesos al que nos presta? Hazlo al revés y nunca te faltará lana”, sentenció la plataforma.

Con información de El Financiero