¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Ahorra dinero haciendo productos de limpieza con bicarbonato y jugo de limón

Redacción Oink Oink
Imagen: Especial

Entras a cualquier supermercado y los pasillos están llenos de productos de limpieza en botellas de plástico de colores brillantes, te prometen deslumbrar y brillar; “una vida libre de grasa y mugre“.

¿Pero realmente necesitas algo de eso? Si eres de los que intentan evitar los embalajes para reducir tu propio impacto en el planeta, recuerda que tú puedes hacer tus propios limpiadores de uso múltiple, desde sprays de baño y para lavar pisos, hornos y ventanas.

Para ahorrarte horas de limpieza y unos pesos a tu bolsillo, te tenemos unos pequeños trucos caseros de la vieja guardia que te harán la vida más fácil a la hora de limpiar tu cocina y el baño. ¿Cómo? Con bicarbonato, vinagre y jugo de limón.

REDUCIR EL CONSUMO DE BOTELLAS DE PLÁSTICO PARA LA LIMPIEZA

Ya sea que esté reduciendo el consumo de plástico o ahorrando dinero, estos ingredientes simples pueden dar buenos resultados tan bien como los productos comerciales.

Imagen: Especial

¿Pero puedes realmente limpiar tu casa con ellos? Sí, dice Ingrid Caldironi, una de las fundadoras de Bulk Market, un supermercado de basura cero en Hackney, al este de Londres: “Es muy fácil hacer tus propios productos. Hago toda mi limpieza con vinagre, bicarbonato y jabón de castilla; puedes limpiar toda la casa con esos tres ingredientes“, asegura.

RETOMAR HÁBITOS DE NUESTROS ABUELOS

No es una idea nueva es retomar hábitos de nuestros abuelos. El bicarbonato se ha valorado por sus propiedades antibacterianas desde la década de 1920. Lo mismo ocurre con las virtudes del jugo de limón, puedes usarlo para darle vida a un horno de microondas y eliminar los malos olores.

Imagen: Especial

La mayor diferencia entre los productos de limpieza de supermercados y los hechos en casa es que los productos de limpieza convencionales están etiquetados para una tarea específica. Cuando hagas los tuyos, usa los mismos ingredientes básicos: vinagre, jugo de limón, bicarbonato de sodio, jabón líquido a base de plantas y aceites esenciales y variará la proporción, dependiendo del trabajo.

HUELE FRESCO Y DESENGRASA SUAVEMENTE

Coloca en una taza de bicarbonato, 10 gotas de aceite esencial de pomelo y ¼ de taza de vinagre blanco en el inodoro y lo frotas y la porcelana además que brillará el olor te hará feliz. Para un aerosol de uso múltiple, inventa una solución en partes iguales de vinagre, agua y un poco de jugo de limón, huele fresco y desengrasa suavemente. En trabajos de limpieza de este tipo los limpiadores convencionales cuestan una pequeña fortuna.

Imagen: unsplash @raghunayyar

Otra idea es cubrir el interior de tu horno con una pasta de bicarbonato y agua. Si lo dejas durante al menos una hora, preferiblemente durante la noche, funciona totalmente, con una buena dosis de lavado vigoroso.

Recuerda que conseguir estos ingredientes no es muy molesto, contribuirás al ambiente y a la salud de tu bolsillo.

Con información de The Guardian