Agua comienza a cotizar en mercado de futuros de Wall Street

¿Este es el futuro que tanto temías con una crisis mundial del agua?
Imagen: pixabay

Los futuros del agua se negociarán en Wall Street por primera vez como se hace con el petróleo, oro y los cereales. Los contratos de agua están vinculados al índice Nasdaq Veles California Water Index, que se lanzó hace dos años. El índice está impulsado por el promedio ponderado por volumen de los precios de las transacciones en los cinco mercados de agua más grandes y comercializados de California.

Cada uno de los contratos representará 10 acres-pie de agua, lo que equivale a aproximadamente 3 mil 26 millones de galones.

(Imagen: Unsplash)

Inversionista se aferra a contratos futuros del agua

Un inversionista de alto perfil que potencialmente busca capitalizar los contratos futuros de agua recién lanzados es Michael Burry de “The Big Short”.

Burry destacó el agua como una de sus principales ideas de inversión tras la gran crisis financiera de 2008, ya que prevé que la demanda del recurso natural que sustenta la vida seguirá aumentando a medida que la oferta cae debido al crecimiento de la población y el cambio climático.

Pero los agricultores probablemente utilizarán los contratos de agua más que los inversores, ya que buscan cubrir sus costos de insumos en un entorno climático cada vez más incierto.

CME Group anunció inicialmente el lanzamiento de futuros de agua en septiembre. “Dado que se espera que casi dos tercios de la población mundial enfrente escasez de agua para 2025, la escasez de agua presenta un riesgo creciente para las empresas y comunidades de todo el mundo, y en particular para el mercado de agua de California de 1.1 mil millones de dólares, dijo Tim McCourt, CME Group Global Responsable de Índice de Renta Variable y Productos Alternativos de Inversión.

El agua nunca antes se había comercializado de esta manera

Antes de que aparecieran los futuros, la compra y venta de derechos de agua, que permiten al tenedor bombear agua del suelo o de los embalses, solo se realizaba en el mercado spot. En los años secos, cuando se requiere más agua para cultivar y abastecer a los municipios, los compradores se enfrentan a precios altos y mucha incertidumbre.

Los nuevos futuros están destinados a poner fin a eso y agregar transparencia de precios a un mercado previamente opaco. Aquellos que necesitan comprar agua adicional en un año seco, cuando los precios son naturalmente más altos, ahora pueden apostar en contratos de futuros para compensar los precios más altos que podrían tener que pagar en el mercado del agua en el futuro.

Al mismo tiempo, el nuevo mercado de futuros también podría invitar a la especulación de los actores financieros, incluidos los fondos de cobertura.

Cobertura de sequías

Estados Unidos es el segundo mayor consumidor de agua del mundo, y California representa el 9% del consumo diario de la nación. El tamaño del mercado del agua de California es cuatro veces mayor que en cualquier otro estado. Las transacciones de agua en el estado totalizaron 2.6 mil millones e dólares entre 2012 y 2019.

¿Qué son los contratos a futuro?

A diferencia de otros contratos de futuros, el contrato de agua solo se trata de fijar un precio para protegerse contra precios más altos en el mercado al contado en un momento determinado en el futuro.

“La certeza del precio es lo que está comprando”, dijo Clay Landry, director gerente y director de WestWater Research, una firma consultora en el espacio que proporciona los datos detrás del índice del agua.

La mayoría de los futuros de productos básicos se refieren a la entrega del activo, como el petróleo o el maíz. Los inversores acuerdan comprar un activo a un precio determinado en el futuro.

Pero no solo los agricultores necesitan agua. Los municipios, que llevan agua a los hogares de todos, así como los fabricantes y productores de energía también la necesitan.

¿Suena poco alentador tener el agua cotizando en Bolsas?

Los expertos creen que el índice de California, así como los nuevos futuros, solo podrían ser los primeros de su tipo, con más índices locales por venir, ya que la escasez de agua está obligando a la innovación en el campo.

Esfuerzos como los proyectos de desalinización, que eliminan la sal y los minerales del agua de mar, podrían ayudar con esto en el futuro. Pero es una industria que todavía está en pañales.

Los nuevos futuros tampoco resuelven el problema de la escasez, pero podrían ayudar a que los precios del agua sean más transparentes, al menos en California.

Publicidad