¿Cómo el agua contaminada impacta en el crecimiento económico?

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, presentó el informe Quality Unknown: The Invisible Water Crisis, donde señala que el agua contaminada limita el crecimiento económico y de paso, pone...
Imagen: Especial

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, presentó el informe Quality Unknown: The Invisible Water Crisis, donde señala que el agua contaminada limita el crecimiento económico y de paso, pone en peligro el bienestar humano y ambiental.

De acuerdo con este estudio, la carencia de agua limpia “empeora las condiciones de salud, reduce la producción de alimentos y exacerba la pobreza en muchos países del mundo”, por lo cual es necesario que los gobierno presten atención inmediata a los peligros que están presentes en los países desarrollados o en vías de desarrollo.

En nuestro país se reportó un aumento de entre 7 y 12 por ciento, en la incidencia de tasas de hospitalización relacionadas con la diarrea ocasionadas por el aumento en la demanda biológica de oxígeno (DBO), la cual es una medida que registra el total de una cantidad de contaminantes que alteran el oxígeno disulto por encima del umbral recomendado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Imagen: Especial

“Esto sugiere que los agentes patógenos asociados con el aumento de la DBO pueden aumentar las enfermedades relacionadas con el agua. Estos impactos en la salud, a su vez, están asociados con un mayor gasto en el sector, un aumento de 22 por ciento, especialmente entre los hogares en el último decil de la distribución del ingreso”, sostiene el informe del Banco Mundial.

El estudio Quality Unknown: The Invisible Water Crisis concluye que la crisis invisible de la calidad del agua afecta en un tercio el potencial de crecimiento económico en zonas altamente contaminadas. Sólo para darnos una idea del efecto negativo que tiene este problema: el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de las entidades ubicadas en la parte inferior de las cuencas, reporta caídas, esto como consecuencia de los problemas de salud, agricultura y ecosistemas.

El documento puntualiza que un sector afectado por el agua contaminado es el agrícola, pues el nivel de salinidad de las aguas aumenta, al igual que las sequías, la marejada ciclónica y el incremento de las extracciones de agua. A causa de la salinidad de las aguas, el mundo pierde, cada año, una cantidad de alimentos suficiente para 170 millones de personas.

Con información de El Financiero