Tres escenarios que tendrían las Afores si desaparecieran

Es un ejercicio de lo que puede suceder a los billones de pesos de trabajadores
Imagen: Unsplash

Las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (Afores) amadas u odiadas siempre generan polémica y te presentamos los tres escenarios si tuvieran sus días contados.

Te puede interesar: ¿Por qué es mala idea que las Afores sean administradas por el Estado?

Imagen: Unsplash

La reestatización de los ahorros

La reestatizacion de los ahorros de los trabajadores sería la mejor opción para revertir la reforma al sistema de pensiones, pero, reestatizar los ahorros de los trabajadores, supondría una desagradable señal hacia los capitales privados.

Si el Estado tomar el control directo nuevamente de los ahorros de los trabajadores enviaría una señal al extranjero de dilapidador que usaría los fondos para gasto corriente, no para impulsar el desarrollo.

El escenario aunque no parece cercano no deja de tener cierta probabilidad y los recursos serían manejados por el Banco del Bienestar.

Las Afores permanezcan sin tocarles ni un pelo

Las Afores han hecho poco en materia de estrategia para agradarle a la gente. Ha faltado a lo largo de 23 años más empatía al no tener el apoyo del público, de sus propios clientes.

Imagen: Unsplash

De continuar las Afores habría que revisar de qué manera lo harían. Seguramente se revisaría la ley, se modificarían algunas cuestiones operativas. Quizá varias Afores tendrían que desaparecer porque uno de los ajustes fundamentales de la reversión en el SAR como lo conocemos hoy sería el de las ganancias de las Afores contra los rendimientos de los trabajadores. La que sobrevivan tendrían que atenerse a las tasas de comisión que serían fijadas por decreto.

Crear un solo administrador autónomo

La Consar ha propuesto la creación de un instituto en el que se concentren los más de 3 mil sistemas pensionarios que existen en el país y así homologar el sistema al de las Afores, con una sola institución que administre estos recursos convirtiéndose en una nueva Afore. Este organismo reemplazaría a todas las Afores.

Este es solo un ejercicio hipotético de lo que puede suceder a los billones de pesos que los trabajadores han acumulado en más de dos décadas de ahorro ininterrumpido, de acuerdo con un análisis de Antonio Sandoval, de Alto Nivel.

Al final, cualquiera de los escenarios que pudieran ocurrir dejan el dedo en la yaga al necesitarse grandes ajustes en las Afores. Las pensiones son un tema relevante al ser de interés público. En muchas ocasiones no se le presta atención o no se dimensiona la importancia que tiene para los trabajadores mexicanos.